L'ORNITONIGMA

divendres, 29 d’abril de 2011

Garces immigrants


 http://www.lavanguardia.com/local/barcelona/20110428/54146614439/la-urraca-emigra-del-campo-a-la-ciudad-y-se-hace-fuerte-en-barcelona.html
La urraca emigra del campo a la ciudad y se hace fuerte en Barcelona
La voracidad de esta ave afecta a las especies pequeñas que crían en ramas de arboles, eludiendo a palomas y cotorras
Barcelona | 28/04/2011 - 16:58h

Barcelona. (EFE).- El nombre de su especie lo dice todo: "Pica pica". Es la urraca, una inteligente ave que abandona su hábitat rural para instalarse en la ciudad, donde se ha convertido en gran predadora de nidos y pollos de otros pajaros, como pasa en Barcelona con 500 ejemplares que están imponiendo su "tiranía".
Comen de todo, pero los huevos y los pollos de aves pequeñas como mirlos, verdecillos o jilgueros son su "menú favorito" y de hecho, explica a Efe Joan Carles Senar, jefe de investigación del Museo de Ciencias Naturales de Barcelona, están empezando a poner en peligro la biodiversidad de la fauna urbana, por lo que este experto, que ha elaborado un censo de estas aves, cree que se debería intervenir frente a una especie tan voraz.
Aunque esta población de medio millar de ejemplares no puede considerarse una plaga -como ocurre con las ubicuas palomas y podría apuntarse ya con la molesta colonia de cotorras argentinas- la urraca está "sobrerrepresentada" en Barcelona.
Asediadas en el medio rural y agrícola, donde se suele disparar a sus nidos, en la última década las urracas, una especie autóctona de la península, han recalado en las ciudades, una migración detectada también en muchas urbes españolas y del resto de Europa, donde se han adaptado rápidamente utilizando los recursos urbanos, sin predadores que les molesten.
Según el censo, la densidad de urracas en la capital catalana es de 0,8 ejemplares por cada diez hectáreas (medida usada para estos cálculos), aunque en algunos puntos de la ciudad, como los parques de la Ciutadella o el Guinardó y en Montjuïc, puede haber entre 8 y 15 individuos por diez hectáreas, valores que superan de largo los registros del medio rural (0,5 por diez hectáreas).
La voracidad de la urraca afecta a las especies pequeñas que crían en ramas de arboles, ya que las que lo hacen en huecos o agujeros (carboneros, herrerillos...) están fuera de su alcance.
Teniendo como cuartel general los parques, este córvido de pico y ojos negros, que puede llegar a vivir 13 años, va árbol por árbol, buscando los nidos de sus víctimas sin que otras aves le molesten.
Lamentablemente, "no se atreve" con los nidos de las especies "plaga" como palomas o cotorras, especies más grandes contra las que la "pica pica", considerada la 'zorra de las aves' por su inteligencia y carácter predador, prefiere no enfrentarse.
Además de los pájaros silvestres, también suelen atacar a canarios, periquitos y otras aves domésticas que los barceloneses tienen en las terrazas y que en ocasiones sus propietarios se encuentran muertos en sus jaulas, sin saber los motivos: "Pues son las urracas", remarca Senar.
 El Museo de Ciencias Naturales ha promovido el censo para analizar el rápido crecimiento de este ave, que suele anidar en árboles, sobre todo plátanos, donde construye un nido muy grande cubierto con una especie de campana de ramitas, para protegerlo.
Además de por su voracidad, la urraca es también conocida por su afición a las cosas que brillan, objetos que suelen acumular en sus nidos, como bien recordarán los amantes de Tintin en 'Las joyas de la Castafiore', donde el robo cometido por una pequeña ladrona aérea se convertía en "mcguffin" de aquella genial comedia bufa de Hergé.