L'ORNITONIGMA

dijous, 6 d’agost de 2009

Más gaviotas... pero polares... y en Galicia

Como cada año, aprovecho a pasar unos días en la tierra de mi padre, que también es un poco mía. Hablo del Valle Miñor, al sur de la Ría de Vigo. Todo un lujo para los sentidos, y es que aparte de lo que ofrece esta magnífica tierra a cualquiera que se acerque por aquí, si además te gustan las aves, como es mi caso, la estancia se convierte en… bien, ya sabéis a qué me refiero. Es un gustazo estar cenando con la ventana abierta mientras se sienten las llamadas de los zarapitos trinadores o los raspantes reclamos de los correlimos comunes que sobrevuelan el Esteiro da Foz, con la subida de la marea, mientras deciden un sitio donde reposar a la espera de que las aguas retrocedan nuevamente. Eso es lo que tengo a escasos cien metros de mi ventana mientras escribo estas líneas.
En el verano intento desconectar, y aquí no sólo lo digo en sentido figurado. Guste o no, mi acceso a al correo electrónico, a la webs y a todo lo que eso implica está limitado al “capricho” del wi-fi de alguna señal perdida, que algún usuario amablemente me presta. Y realmente lo agradezco, porque los días son de de descanso real. En alguna que otra ocasión, no obstante, mi pc capta la debil señal de alguna red inalámbrica y entonces aprovecho para navegar un rato (si se tercia). Así fue como me enteré, através de Rare Birds in Spain que por la zona del Vao y Alcabre habían visto una Gaviota Groenlandesa (Larus glaucoides).

Aunque mis padres residen en A Ramallosa, yo estoy instalado en Canido, donde vive mi hermana, y eso está a muy muy cerca de la playa del Vao. Casi cada día paseo por la zona, y cada día veo cosas más o menos interesantes. La playa de Alcabre está a poco mas de 3 km. pero es un sitio por el que rara vez paso. Ayer por la tarde fui a la Xunqueira do río Lagares. La marea estaba alta y a parte de un joven de Correlimos común (Calidris alpina), un Andarríos Grande (Tringa ochropus) y una docena de andarrios chicos (Actitis hypoleuca), poca cosa más había. De vuelta a Canido hice una parada para echar un vistazo al mar. Al frente se extendía la amplia boca de la Ría de Vigo, y a mis pies un roquedo, donde un grupo de 11 Vuelvepiedras (Arenaria interpres) descansaban algo nerviosos ante la ya activa bajada de la marea. En el Arenal de Calzoa, al sur de la desembocadura del río Lagares, destacaba un compacto bando de gaviotas patiamarillas. Acabé de rastrear la playa y en el extremo más próximo a mí, caminando entre los últimos bañista de la tarde avanzaba a paso lento una gaviota de color lechoso con un aspecto muy desaliñado. Allí estaba el 2º verano de Gaviota Groenlandesa descubierto el 1 de agosto por Marcos Prada Arias. Bajé raudo a la playa y durante un buen rato pude disfrutar de esta magnífica gaviota ártica, ¡en pleno verano! De una apabullante docilidad, obserbé a placer como rastreaba la playa en busca de las migajas de alguna merienda, y a medida que la marea iba bajando, se adentraba en la zona intermareal donde dio buena cuenta de algunos Arenicola (Xorra que los llaman por aquí). Al final de la tarde era la única gaviota que quedaba en esa zona de la playa, y su plumaje blanco resaltaba con un matiz dorado con los rayos intensos y anaranjados de una fantàstica puesta de sol.
Este medio día continuaba en el mismo sitio, y parece muy aquerenciada a la zona, porque el único vuelo que hizo fue para posarse en el tejado de una de las casas que dan a la ría. Espero en los próximos días seguir disfrutando de este bonito bicho (aunque no sea ésta precisamente la Polar más bonita que haya visto). Os dejo con algunas de las fotos que le hice entre ayer y hoy.
Fotos realizadas ayer 5 de agosto de 2009:


El bicho sabía buscarse bien la vida. Aquí podéis ver como extraía un Arenicola (Xorra) de su agujero y daba buena cuenta de él:







Fotos realizadas hoy 6 de agosto de 2009:




2 comentaris:

Ricard Gutiérrez blogs ha dit...

Está visto que aunque estemos de vacaciones siempre hay que tener 'la caña a punto'... Gracias por la referencia y recuerdos

Ricard Gutiérrez

Quique Carballal ha dit...

Hay cosas de las que uno puede desconectar, pero de otras resulta imposible... y al médico no pienso ir :)

Un saludo y que tengas buenas vacaciones, Ricard.

Quique