L'ORNITONIGMA

dimecres, 27 d’octubre de 2010

Notícies sobre biodiversidat

http://avui.elpunt.cat/noticia/article/1-territori/11-mediambient/322302-un-20-de-les-especies-de-vertebrats-estan-amenacades.html

Un 20% de les espècies de vertebrats estan amenaçades

Un grup de 174 científics presenta a la conferència mundial de biodiversitat de Nagoya el nou balanç de desaparició d'animals

Les actuacions de protecció han frenat el ritme de destrucció però són insuficients


Geografia de l'extinció Foto: Avui.
Un 20% de les espècies d'animals vertebrats estan amenaçades i cada any se sumen a la llista vermella 50 noves espècies, segons un estudi presentat ahir a la desena conferència de la Convenció de Nacions Unides sobre Biodiversitat que se celebra a Nagoya (Japó). L'informe ha estat realitzat per un equip de 174 científics de tot el món i analitza l'estat de conservació de 25.780 espècies d'animals vertebrats. Els resultats de l'estudi es publicaran divendres en l'edició setmanal de la revista Science.
Les conclusions de la recerca són en general força preocupants –de fet, reforcen la idea que el planeta viu la sisena gran extinció de la seva història–, però destaquen també que la situació podria ser pitjor si durant els últims anys no s'haguessin posat en marxa actuacions de protecció de les espècies i els seus hàbitats.
A partir de les dades analitzades, els experts calculen que actualment hi ha amenaçades el 25% de les espècies de mamífers, el 13% dels ocells, el 22% dels rèptils, el 41% dels amfibis, el 33% dels peixos cartilaginosos i el 15% dels peixos ossis. L'informe demostra que la desaparició d'espècies s'ha incrementat considerablement durant les últimes dècades com a conseqüència de l'activitat humana (destrucció d'hàbitats, desforestació, cacera, activitat agrícola i ramadera, contaminació). La pèrdua de diversitat biològica és especialment greu en les zones tropicals i els sud-est d'Àsia (vegeu gràfic). Els experts expliquen que els vertebrats són només un 3% de les espècies conegudes del planeta, però destaquen que juguen un paper molt destacat en els ecosistemes, a banda del valor cultural i econòmic que tenen per als humans.
En l'apartat positiu, l'estudi destaca l'èxit de projectes de recuperació com ara els que han millorat l'estat de conservació del còndor de Califòrnia, la mustela de peus negres o el cavall de Przewalski.
La lluita conjunta de científics i conservacionistes ha alentit un problema que podria ser encara més greu del que coneixem, va resumir David Mindell, membre de l'Acadèmia de Ciències de Califòrnia i co-autor de la recerca.
Per contra, els experts indiquen que analitzant les dades empíriques es pot afirmar que no s'han aconseguit els objectius marcats per al 2010 per la Convenció Internacional de Diversitat Biològica, aprovada el 1992.


http://www.lavanguardia.es/ciudadanos/noticias/20101027/54060670708/una-de-cada-cinco-especies-de-vertebrados-en-peligro.html

Una de cada cinco especies de vertebrados, en peligro

La pérdida de biodiversidad acabará afectando al bienestar de los humanos

La advertencia es que una de cada cinco especies de animales vertebrados está enpeligro, según la investigación más exhaustiva que ha evaluado la situación de los vertebrados en el mundo.
La esperanza es que los esfuerzos de conservación hechos en los últimos años están ayudando a frenar el declive de la biodiversidad, según concluye la misma investigación. Aunque la pérdida de recursos biológicos continúa, lo hace a un ritmo un 20% más lento que si no se hubiera tomado ninguna medida.

Estos datos fueron presentados ayer en la web de la revista Science coincidiendo con la conferencia de las Naciones Unidas sobre biodiversidad que se celebra en Nagoya (Japón) y que debe decidir nuevas medidas para proteger las especies y ecosistemasamenazados.

Los coordinadores del estudio lanzaron ayer este doble mensaje –los ecosistemas se degradan, pero los esfuerzos de conservación son útiles– como un llamamiento a la acción. "Estas son pruebas claras de que es imperativo salir de Nagoya con un plan estratégico para focalizar nuestros esfuerzos en la biodiversidad en la próxima década", declaró en un comunicado Julia Marton-Lefèbvre, directora general de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), organización que ha impulsado el estudio.

Científicos de 115 instituciones de 38 países –ninguna de ellas española– han participado en el estudio. Se ha evaluado la situación de 25.780 especies, que incluyen la casi totalidad de los mamíferos, aves y anfibios conocidos. Pero sólo se han monitorizado una minoría de las especies de reptiles y peces, sobre las que en muchos casos faltan datos.

Según los resultados difundidos ayer, las clases de vertebrados que se encuentran en situación más crítica son –por este orden– anfibios, peces cartilaginosos y mamíferos. Entre los anfibios, un 41% de las especies sobre las que se tienen datos suficientes para evaluar su situación se encuentran amenazadas. Y más de un 10% de especies de anfibios se encuentran en peligro crítico, lo que significa que su población se ha reducido en más de un 80% en un plazo de tres generaciones.

Entre los peces cartilaginosos –que incluyen tiburones y rayas pero no peces con esqueleto óseo como atunes y sardinas–, la proporción de especies amenazadas es del 33% y entre mamíferos, del 25%. En el conjunto de todos los vertebrados, el porcentaje se sitúa en el 20% debido a que la proporción de especies amenazadas es significativamente más baja para aves y peces óseos.

La situación es mala y va a peor, advierte el estudio. Cada año una media de 52 especies suben un peldaño en la lista roja de la UICN, una clasificación que describe la ruta de una especie hacia la extinción en ocho pasos (véase el gráfico).

Por regiones, el Sudeste Asiático es la que ha sufrido mayores pérdidas en sus poblaciones de vertebrados en los últimos años, en gran parte por la introducción de grandes plantaciones destinadas a la exportación, por las talas destinadas a la venta de madera y por la caza no sostenible. También América Central y América del Sur han registrado importantes pérdidas de biodiversidad, en parte por el declive de sus poblaciones de anfibios.

"No hay duda de que los planes de desarrollo económico habituales llevarán a una pérdida de biodiversidad catastrófica. Incluso los escenarios optimistas para este siglo predicen extinciones y declives de población para muchas especies", declaró Paul Leadley, investigador de la Universidad de París-Sur (Francia) y coautor de otro estudio sobre pérdida de biodiversidad también difundido ayer en la web de Science.

Los ecólogos advierten que la extinción de especies y la degradación de los ecosistemas tendrán consecuencias para las poblaciones humanas que van más allá del valor estético o moral de proteger a animales amenazados.

La UICN cita el ejemplo de la sobrepesca de peces de gran tamaño como el atún o el bacalao, que tiene un efecto dominó sobre los ecosistemas marinos y repercute en las poblaciones de otras especies. Según la UICN, organización de la que forman parte 11.000 investigadores de 160 países, la pérdida de biodiversidad que se está produciendo actualmente acabará afectando al bienestar de las poblaciones humanas.

Pero, según recalcan los autores de los nuevos estudios, no es demasiado tarde para actuar. Los censos de las poblaciones de vertebrados han documentado 64 especies de mamíferos, aves y anfibios que han bajado un peldaño en la lista roja de la UICN gracias a la introducción de medidas para protegerlas. Entre ellas, destacan el cóndor de California, el caballo de Przewalski en Mongolia o la vicuña en los Andes.

Sesenta y cuatro especies son pocas en comparación con las 860 que han subido uno o más peldaños. Esto significa que, por cada especie que mejora, hay 13 que empeoran. Pero "es el primer estudio que demuestra de manera clara el impacto positivo de los esfuerzos de conservación a escala global", destaca la UICN en un comunicado.

Según Mary Klein, directora de la oenegé Natureserve, "se ha demostrado que la conservación de especies amenazadas y sus hábitats funciona cuando está guiada por datos detallados y apoyada por una financiación adecuada. Sabemos lo que se puede y lo que se debe hacer para proteger la biodiversidad, sólo necesitamos hacerlo más".