L'ORNITONIGMA

dissabte, 3 de novembre de 2007

Crónica de unas vacaciones en Asturies

La última quincena de octubre la he pasado viendo aves en la costa central de Asturies. Hacía muchos meses que no iba por mi tierra y volver y reencontrarme con viejos amigos y paisajes familiares me ha dejado un grato sabor. A continuación hago un pequeño resumen de lo mejor de estas dos semanas de febril actividad ornitològica.

Dominando la costa asturiana, está el Cabu Peñes, el punto más septentrional de Asturies. Sus paredes de cuarcita armónica de más de 100 m. de altura y de una pasmosa verticalidad, se adentran en el mar Cantábrico como si de la proa de un gran buque se tratase. Su perfil triangular esconde numerosas playas y calas. Una de ellas, a la que le tengo un especial cariño, es la playa de Bañugues, en el conceyo de Gozón.
Fotografía satélite del Cabu Peñes (Asturies)

Panorámica del Cabu Peñes

Hacia allí nos dirigimos Gabriel Silva y yo el día 15. En el brezal que domina el extremo final del cabo, vimos una hembra de Falco columbarius. En todas las visitas posteriores pude observarla en vuelos fugaces o posada al borde del acantilado, desde donde oteaba la llegada de potenciales presas. Y comida no le faltaba. En esa primera visita, al caer la noche, asistimos a la entrada de cientos de Anthus pratensis, que utilizaban el brezal como dormidero. Llegamos a contabilizar hasta 350 ejemplares.


Hembra de Falco columbarius

Anthus pratensis

En las praderías y rastrojos había gran abundancia de Alauda arvensis, Anthus pratensis, Fringilla coelebs y otros paseriformes. Además observamos los que serían algunos de los últimos migrantes subsaharianos de la temporada: Phoenicurus phoenicurus, Saxicola rubetra, Oenanthe oenanthe y Phylloscopus trochilus. Ese mismo día, en un rastrojo, sedimentaron un grupo de 7 Pluviales apricaria, que permanecería en días sucesivos, integrando aves en paso hasta llegar a los 35 ejemplares.


Pluvialis apricaria

Al día siguiente, 16 de octubre, visité con Elías Garcia la Ría de La Villa, situada al este del Cabu Peñes. En el Bornizal, pudimos ver un ejemplar de Cygnus olor y en el porreo de El Cierrón, un macho de primer invierno de Anas carolinensis. Ambos ya habían sido observados unos días antes por Xuán Cortés (http://www.rarebirdspain.net/arbsr000.htm#Actmac). Destacar también la observación de un ejemplar de Casmerodius albus, especie ocasional en Asturies, aunque cada vez de presencia más regular.
Macho de 1er invierno de Anas carolinensis (en primer plano en el centro).

Cygnus olor

Por la tarde, decidí acercarme de nuevo al Cabu Peñes , los rastrojos tenían una pinta excelente para Calcarius lapponicus y la época era la idónea. Rastreé un par de campos, pero ni rastro del bicho. A última hora de la tarde, decidí acercarme a la playa de Bañugues para disfrutar las últimas horas de luz con el pequeño grupo de limícolas que había visto el día anterior. La sorpresa fue mayúscula. La marea estaba subiendo y en la orilla correteaba un andarríos con un aire diferente. Me acerqué y ya pude ver que tenía algo que lo distinguia del resto de andarríos allí presentes: la forma de moverse, su estructura general. Un poco más cerca y mirándolo con el telescopio, pude apreciar algunos rasgos que me parecieron diagnósticos de Actitis macularia. Intenté fotografiarlo pero ya era tarde y la luz comenzaba a ser escasa, por lo que me centré en trazar una descripción lo más detallada posible del ejemplar. En efecto, no me había equivocado, todo apuntaba hacia esa especie neártica. En días posteriores pude verlo más detenidamente y fotografiarlo. A continuación podéis ver tres fotografías del ejemplar en diferentes actitudes. Según los rasgos observados, parece tratarse de un individuo juvenil.





Además del Andarríos maculado, se podía ver Pluvialis squatarola, Charadrius hiaticula, Calidris minuta, C. alpina, Actitis hypoleucos y Arenaria interpres, especies que normalmente pasan el invierno en esta playa. El Correlimos menudo, sin embargo, es más propio de los pasos migratorios.

Actitis hypoleucos juvenil.

Calidris minuta juvenil

Grupo de Calidris alpina juveniles con muda activa a 1er invierno.

Arenaria interpres

Tampoco faltaba el grupo de láridos, inseparable del paisaje, dominado por Larus michahellis y L. fuscus (entre los que vi dos ejemplares adultos anillados en el Reino Unido)*. Sin embargo, no es raro encontrar ejemplares de otras especies de gaviotas, y en las diferentes ocasiones en que visité el lugar aparecieron L. argentatus, L. ridibundus, L. melanocephalus y un ejemplar de 1er invierno de L. canus (25/10/2007).

1er invierno de Larus argentatus.

Posible 4º invierno de L. argentatus argenteus


Larus fuscus graellsii marcadas con anillas de PVC.

* Lecturas de anillas de PVC: 1) Adulto de Larus fuscus ssp. graellsii: anilla roja con código blanco (DXO) en tarso izquierdo y anilla metálica en tarso derecho [posiblemente anillado por Mike Marsh, Suffolk, UK]; 2) Adulto de Larus fuscus ssp. graellsii: anilla nebra con código amarillo (WIXF) en tarso izquierdo y anilla metálica en tarso derecho (Reino Unido, pendiente de confirmar procedencia).

Unos días antes, el 17/10/2007, volando muy cerca de la orilla, había un juvenil de Sterna paradisea. ¡Cómo echaba de menos a “esi garrochín”! Bañugues es un sitio pequeñín, pero nunca deja de sorprenderte. Por ejemplo, entre los restos de ocle arrastrados por las marea es frecuente encontrar muchos paseriformes. Durante esos días pude ver como más destacado, un ejemplar de Anthus petrosus y una Motacilla alba ssp. yarrellii.

Motacilla alba yarrellii

Phoenicurus ochruros

El día 18, el número de chorlitos dorados de la rasa del Cabu Peñes había aumentado a 9 ex. Se les había unido una Avefría Vanellus vanellus. Acompañado de Jose Antonio “el de Mieres”, en nuestro afán por encontrar al Escribano lapón, levantamos un Buho campestre Asio flammeus de un rastrojo de maiz. Se notaba que habían entrado paxarinos. En tan solo dos rastrojos contabilizamos, además de lo ya citado, 112 Alauda arvensis, 6 Motacilla alba, 88 Anthus pratensis, 4 Erithacus rubecula, 5 Oenanthe oenanthe, 1 Turdus merula, 6 Turdus philomelos, 3 Phylloscopus collybita,10 Fringilla coelebs, 6 Carduelis carduelis, 26 C. cannabina, además de otras especies sedentarias en la zona y un interesante bando de 36 Columba palumbus. Dos días más tarde, los chorlitos dorados habían aumentado a 35 ejemplares y una hembra joven de Circus cyaneus, aquerenciada en la zona desde hacía días, rondaba las praderías con su clásico vuelo rasante.

El 22 de octubre me reuní con Clemente en La Ría de la Villa. Desde allí partimos hacia la rasa de Lluces, un lugar estupendo para ver paseriformes. Allí estaba Elías haciendo uno de sus transeptos. Había bastante entrada de pajaros, destacando los bandos de Lúgano Carduelis spinus. En el Cierrón (La Villa) continuaba el macho inmaduro de Anas carolinensis y en El Bornizal descansaban un grupo de ocho espátulas Platalea leocorodia. Juntos nos fuimos hacia el embalse de la Furta (Corvera). Allí nos encontramos con un interesante grupo de anátidas de 10 especies diferentes entre las que destacaban un macho de Aythya nyroca y una hembra de A. marila.



Aythya nyroca





El día 25 a primera hora de la mañana ya estaba otra vez examinando los rastrojos del Cabu Peñes. Un par de días antes -creo recordar- , en el foro de la Coordinadora Ornitolóxica d’Asturies (http://www.coa.org.es/) se comunicó el avistamiento de un ejemplar por la zona. Después de casi una hora examinando a fondo un par de rastrojos y mirando una a una cada una de las alondras que allí se alimentaban, di por fin con el bicho: un Calcarius lapponicus!! Más de 20 años he necesitado para ver esta ave en Asturies. Se trataba de un ejemplar de primer invierno. Al cabo de un rato llegó Dani y lo estuvimos viendo a placer durante bastante tiempo. Podéis ver unas fotografías del ejemplar. Se mueve como un ratón y es difícil de localizar.





Esa misma mañana vimos tres palomas zuritas Columba oenas, consideradas como rareza en Asturies y detectamos una entrada importante de Regulus regulus en la rasa costera: 24 ex. en un recorrido de menos de 1 km. También había entrada de Turdus pilaris y Fringilla montifringilla.

El último día de pajareo lo dediqué a las aves marinas. Había ido un par de veces a La Punta la Vaca, mítica atalaya desde donde observar el paso de estas aves, pero la meteorología no acompañó y la dominancia de vientos de componente este y nordeste no me permitió ver gran cosa, tan solo algún Stercorarius parasiticus y un solitario S. pomarinus, fueron lo más destacado. El día 27, pues, embarqué junto con Xuanín, Dani, David, Quintana, Pedro, Jorge y algunos más en un catamarán. A las 9 de la mañana zarpamos del puerto del Fomento, en Xixón, rumbo norte. La intención era adentrarse unas 20 millas para ver aves pelágicas. Íbamos proveídos de macizu (mezcla maloliente de pescado machacado, aceite y pan) y pescado para atraer a los pájaros.


Jorge y Dani preparando el macizu.

Saliendo del puerto de Xixón.

El día era soleado, soplaba nordeste y la mar estaba en calma. A las pocas millas de haber zarpado comenzamos a lanzar el pescado. Las gaviotas no tardaron el llegar. Durante todo el viaje, centenares de gaviotas patiamarillas y sombrías siguieron nuestra estela. Entre ellas apareció un adulto de Larus hyperboreus, varias L. argentatus inmaduras, algunas L. melanocephalus y cuatro L. minutus se acercaron, pero pronto perdieron el interés por nosotros y se alejaron hacia el este. A la altura de las 20 millas, entró al macizu un primer invierno de L. canus.

Larus fuscus de 1r invierno

Tanto movimiento de gaviotas no pasó desapercibido a los págalos. La única especie que entró fue Stercorarius skua.


Stercorarius skua juvenil.

Esa fue la constante de todo el día: muchas gaviotas, alguna otra marina como los alcatraces Morus bassanus o las pardelas sombrías Puffinus griseus, pero ni sombra de las pelágicas. Habrá que esperar una temporada más. Pero espero que pase menos tiempo para volver a Asturies y volver a compartir estos buenos momentos de paxareo con los amigos.

Puffinus griseus

Morus bassanus juvenil

Morus bassanus de 3r año (4º año calendario).

Morus bassanus adulto

Delfines
Muchas gracias si habéis llegado hasta aquí. Y si quereis viajar a Asturies, aquí estoy para facilitaros información sobre lugares y especies.